DETERMINACIÓN DE UN SISTEMA JUDICIAL PARA EL ECUADOR (1)

Después de analizar detenidamente los sistemas judiciales de los diversos países del mundo, es preciso expresar que no existen diferencias profundas con la estructura de nuestro sistema judicial, ni en la forma de integrarlo ni en las funciones que desempeña por lo tanto orientado en lo referido anteriormente, describimos la siguiente estructura para el sistema judicial del ECUADOR.

Cada país tiene un sistema judicial acorde a las necesidades y expectativas de las sociedad que debe regular, por lo que es lógico que no pueden aplicarse en comunidades con distinta cultura un mismo sistema judicial, porque los resultados serían contradictorios y ajenos a la realidad.

En el Ecuador debe estructurarse el CONSEJO NACIONAL DE LA MAGISTRATURA , del cual dependerán EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL, LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA Y COMISIÓN ADMINISTRATIVA DE LA JUDICATURA.

EL consejo debería estar integrado por SEIS miembros designados por elección popular así: dos por las Provincias de la Costa , dos por las Provincias de la Sierra y uno en representación del Oriente y uno por Galápagos, de entre ellos eligen a un presidente y un vicepresidente; el presidente en las decisiones tendría voto dirimente.

El CONSEJO Nacional de la Magistratura tendría las siguientes funciones:

•  Seleccionar mediante concurso público los postulantes para integrar la CORTE SUPREMA DE JUSTICIA AL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL Y AL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN DE LA JUDICATURAS ;

•  Emitir propuestas en ternas vinculantes, para el nombramiento de los magistrados de las Cortes, el Tribunal y el CONSEJO de Administración de la Judicatura ;

•  Administrar los recursos y ejecutar el presupuesto que la ley asigne a la administración de Justicia;

•  Ejercer facultades disciplinarias sobre Magistrados de los órganos inferiores;

•  Decidir la apertura del Procedimiento de remoción de magistrados, en su caso ordenar la suspensión, y formular la acusación correspondiente;

•  Dictar los reglamentos relacionados con la organización judicial y todos aquellos que sean necesario para asegurar la independencia de los jueces y la eficaz prestación de los servicios de justicia.

•  Estructurar la Función de Control y regulación del Estado, integrada por La contraloría, las superintendecias, y la ccccc.

Las funciones de la Corte Suprema deJjusticia y el Tribunal Constitucional serían las mismas que existen en la actualidad y se debería redefinir las funciones de la comisión de administración de la Judicatur a homologando las que tiene actualmente el Consejo Nacional de la Judicatura.

En cuanto al numero de integrantes de la corte suprema de Justicia, esta debe ser reducida a NUEVE miembros y el Tribunal Constitucional funcionaría con cinco miembros, pero se debe crear los Tribunales Constitucionales Districtales las mismas que funcionarían en las provincias de Pichincha Guayas y Azuay, y, a su vez se formarían los Juzgados constitucionales, únicos competentes para ventilar los asuntos de hábeas corpus, habeas data y los amparos constitucionales, entre otras funciones que se definirían.

El Estado debe considerar por lo menos el 6 % de los ingresos corrientes del presupuesto del Estado para el buen funcionamiento del sistema judicial del Ecuador.

Los Miembros del CONSEJO NACIONAL DE LA MAGISTRATURA , deben ser Juristas de reconocido prestigio y de conducta intachable, con experiencia de por lo menos veinte años en el sistema judicial y haber sido Ministro de las Cortes Superiores o Suprema y haber ejercido la profesión de abogado con transparencia y honestidad. Durarán en sus funciones diez años o hasta que cumplan los 75 años de edad, principalizando al respectivo suplente hasta que se cumpla el período para el cual fue electo el saliente.

Los organismos inferiores al consejo duraran en sus funciones diez años siendo responsabilidad del Consejo nombrar sus respectivos reemplazos

El Consejo Nacional de la Magistratura no es un tribunal de apelación ni de última instancia de los procesos judiciales, sino de administración y control del sistema judicial ecuatoriano.

Para determinar un sistema estructural de nuestro País hemos considerado que los problemas que soporta el sistema judicial ecuatoriano responde a la influencia de la política partidista que trata de tener bajo su control al sistema judicial, por lo cual hacen que el poder encargado de administrar justicia pierda credibilidad y sus actuaciones no cuente con el respaldo ciudadano, por lo tanto debemos buscar un sistema que permita designar a los magistrados sin la intervención de los partidos políticos, siendo la sociedad civil la única responsable de estructurar el sistema judicial que desea tener, prohibiendo terminantemente la participación de los políticos.

Sólo la designación transparente, conociendo a los aspirantes y evaluando su hoja de vida en sus actividades publicas y privadas, poniendo sus vidas integras a la luz pública y siendo elegidos sin la participación de los partidos políticos tendremos un sistema de justicia fortalecido y con credibilidad propia.

Tomando en cuenta estos criterios a continuación esquematizamos la forma como debería estar integrado el sistema judicial ecuatoriano: ESQUEMA

G. Avilés # 520 entre Luque y Aguirre
1er. piso Of. 103
Telfs.: 593-042526454   /   593-042526465