LA DEUDA DE UN HIJO CON SU MADRE

Que lindo es tener la oportunidad de expresar con nuestros corazones llenos de amor la gratitud que se puede sentir por tener vida, reconocer la nobleza del ser que no sabe de rencores ni reproches, cuando se trata de su hijo, dicen que las madres representan a Dios en los hogares, es verdad, podemos percibir la pureza de sus palabras, de sus consejos sabios, de su forma de hacernos entender y comprender las bondades de la vida, la sabiduría de una madre no se compara con nada bajo la tierra, es por eso que su presencia es la presencia de Cristo en nuestra vidas.

Quien tiene una madre cuídela, si tiene la oportunidad de darle siempre felicidad, pues dele, es la mujer mas conformista del mundo, es mas feliz con el beso, que lleno de amor puedes posar en sus mejillas tiernas un hijo; que con el collar de perlas que le da su hijo solo por compromiso.

Es insignificante todo lo que podemos hacer por ella, si lo comparamos con lo que nos ha dado, me pregunto: seremos capaces de soportar un niño durante nueve meses en nuestro vientre, con la idea que algún día va a nacer y que luego debemos cuidar, amamantar, proteger, darle amor, transmitirle seguridad, etc. etc. Etc. Etc. No, creo que no, eso hace a la madre un ser incomparable sobre la tierra, es la que protege como un león y la que cuida con mucho amor. Eso es la madre.....

Todos los poetas han escrito al amor, a la madre y nunca pero nunca nadie podrá cansarse de escribir todo lo que significa una madre.

Por eso en este día un hijo que se siente eterna deuda con su madre, escribe estas palabras de reflexión. Porque no le vasta con decir madre madre eres todo para mí.

Feliz día mamá

 

JAIME HURTADO

MAYO 8 DEL 2003

 

G. Avilés # 520 entre Luque y Aguirre
1er. piso Of. 103
Telfs.: 593-042526454   /   593-042526465